domingo, 9 de febrero de 2014

Estoy de vuelta...Y Plum Cake de San Valentín

3 comentarios:
 
Hola a todos de nuevo!!

Si, soy yo. No he desaparecido, ni nada de eso. He vuelto :)

Sí, lo sé, llevo dos meses sin tocar el blog, pero, ¿y qué? Es un poquito complicado no tener tiempo para nada, y menos para esto. Lo primero es lo primero, lo secundario ya vendrá después.

Ya os empecé a advertir desde que comencé las clases de cocina que iba a reducir el tiempo de dedicación para el blog. Eso sí, el verano lo voy a aprovechar a tope, de eso no hay duda :)



Cambiando de tema, ya está San Valentín a la vuelta de la esquina. Esa fecha llena de corazones, tonos rojos y rosas, y un angelote gordo y bebístico tirando flechas (al cual te entran ganas de meterle una en un ojo) a diestro y siniestro.

O al menos eso dicen, porque yo verlo, lo que es verlo, no lo he visto. ¿Vosotros sí?


Yo, ya os lo digo, soy Anti-San Valentín declarado. No me gusta para nada, pero claro, para contentar a la blogosfera, pues he decidido este año hacer un post para los empalagosos y moñas, y otro para los haters, ¿os parece? Este va a ser para los pro-love.


Que sepáis que yo no tengo nada en contra de la gente que celebra San Valentín, lo que pasa es que me parece una treta propagandística de las multinacionales y de las empresas para que gastemos más en comprar que si peluches, bombones, flores y todo el perifollo sanvalentiniano.

Aún, así, lo respeto.

Pero es que a mi pueees, como que no la verdad. Si quieres demostrar tu amor hacia la persona que quieres, ¿por qué no hacer algo que te salga del corazón?

¿Acaso el dinero da la felicidad?

¿No es mejor detalle una caja de bombones hechos por ti, a manos, donde has puesto todo tu corazón y todo tu cariño, que una simple caja de bombones de fábrica que te vale un pastón?

¿No es mejor una cenita romántica en casa, dónde tu hayas hecho cada plato, lo hayas cuidado todo al milímetro para que todo salga bien, en vez de ir a un restaurante con un menú cutre?

Y aún así, no tiene por qué estar tan currado. El más mínimo detalle, por muy simple que sea, hecho por ti, estoy completamente seguro de que va a gustar más que si lo compras.


Os confieso que cuando me sale la vena sensible, no hay quien me pare, y me curro las cosas al 100%. Algunas cosas admito que las tienes que comprar porque no hay más remedio, pero seguro que se puede evitar.

Desde aquí hago un llamamiento, tanto a los pro-love como a los haters, que este San Valentín no compréis nada comercial. Hasta los haters (digo yo), sentirán algo por esa persona especial que les llama la atención y querrán hacerlo todo lo mejor posible. Pues que esa cosa que vayáis a hacer salga de vuestras manos, de lo más profundo de vuestro corazón. Os aseguro que valdrá la pena.


Yo, como sigo estando soltero y no me como un rosco desde hace ya, ni se sabe, pues no tengo que preocuparme por esas cosillas, al menos por ahora :)

Mientras tanto, y si queréis sorprender a esa persona especial, os dejo este plum cake. La receta que he usado ha sido la misma que cuando hice el bundt de limón, solo que en en vez de ralladura de limón, le añadí 2 cucharaditas de vainilla.

¡Ah! Y la receta la reducí a la mitad.

¿Por qué? Muy fácil. Por que el bizcocho viene con sorpresa...


Siempre había visto este tipo de bizcochos por la red, donde hay una figura o lo que sea hecha de bizcocho en su interior. Yo aproveché que tenía unos recortes de nivelar bizcochos de Red Velvet, y con un cortador de forma de corazón, fui cortando corazones, los suficientes para rellenar el molde.

El procedimiento para la masa es el mismo que en la receta. Pero hay que hacer algo primero.
Hay que engrasar el molde con mantequilla y harina. Colocamos los corazones en el centro de pie, que queden bien apretaditos, pero sin pasarnos, y cubrimos con la masa, intentando que no se muevan mucho y que queden lo más centrados posible. Y al horno.

No tiene más misterio :) Además la sorpresa al partirlo es genial. Ya veréis que cara ponen.


Pues nada, espero que os haya gustado esta receta y que la intentéis en casa, que seguro que vuestros familiares o esa persona especial, se va a quebrar la cabeza pensando como narices has metido el corazón dentro. Al menos, eso fue lo que me paso a mi ;)

Esta semana, post hater!! :D

Ya me despido de vosotros hasta la semana que viene, que ya tengo algo en mente :)

Un besote enorme!!

Muaks!

Jesús

3 comentarios:

  1. Dichosos los ojos!! Ya pensaba que este era uno de esos pobres blogs abandonados, qué penica me dan, jajaja. Cuenta, cuenta cosas de las clases!! Yo quiero saber. Para odiar San Valentín te han salido un bizcochi y unas fotos de lo más románticas, qué bonito todo. Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajaj holaaaaa!!!!
      Ya contaré cosas sobre las clases en otro post.
      Si, las fotos son muy romanticonas, pero para el dia de san valentin tengo preparado lgo ANTI SV que vamos.....jajajaj Ya los vereis, ya xD
      Un saludo!

      Eliminar
  2. Un plum delicioso =)
    Aunque tu ausencia sea larga, se compensa con cosas tan ricas como esta.
    Un besote!!

    ResponderEliminar

 
© 2012. Design by Main-Blogger - Blogger Template and Blogging Stuff