jueves, 5 de junio de 2014

Se acaba el año escolar...Y Tarta de Chocolate Blanco, Cerezas y Pistach

2 comentarios:
 
Hola a tod@s de nuevo!

Creo que es la primera vez en lo que va de año que publico tan de seguido y que me paso tanto por aquí, pero bueno, a veces tengo más tiempo y otras no. ¡Es lo que toca!

La semana que viene ya acabo definitivamente mi primer año de cocina.

Un año en el que he aprendido de todo un poco, aunque me he llevado alguna que otra sorpresa. Lo que yo creía que era de una forma, luego resulta que era de otra. O cuando incluso mi profesor de pastelería me pedía consejo para alguna elaboración en particular, o me pedía alguna receta.

¡Y yo que creía que lo sabían todo!



Ha sido un año fantástico, donde he conocido a gente maravillosa que ahora forman un nuevo círculo en mi vida. He aprendido un montón de cosas, y lo que aún me queda, porque la cosa no acaba aquí, ya que me queda otro año, a no ser que quiera seguir estudiando. Pero esa es otra historia.

Los profesores han sido geniales en las cocinas, algunos más que otros, y eso que este año ha habido más cambios en el profesorado que de costumbre, vamos, por lo que me han contado. Pero bueno, todo ha ido genial. Por ahora lo he ido aprobando todo, aunque me queda una semanita. ¡Que acabe pronto ya!


Como he aprendido muchas cosas a lo largo de este año, tanto cocina como pastelería, yo solo os voy avisando de que os preparéis estos meses de verano. Si todo me sale bien, me esperan cuatro meses y medio de vacaciones. ¿Me dará tiempo a hacer todo lo planeado? Porque ya son varias cosas las que tengo pendientes, desde quedadas con los amigos, ir a la playa y planes familiares, hasta algún que otro plan blogueril.

A ver cómo se me da esto, porque luego pasa lo que pasa y como suelen decir, "en casa del herrero, cuchara de palo" , que tantas cosas son las que quiero hacer y luego ya veréis, ni la mitad conseguiré hacer. Pero bueno, todo se intentará :)


Probablemente me de por hacer pan, muuuuuucho pan, y platos, muuuuuuchos platos, desde los más simples hasta los más elaborados que hemos estudiado en la cocina: pan candeal, pan común, baguette, fogatin, chapata, pan de pita, naans, focaccia, pan de hamburguesa, colines, grisinis y....¿los he dicho todos? Eso creo, pero seguro que se me queda algo en el tintero. así que preparaos...

Allí en la escuela somos un pelín famosillos por nuestro pan, ya que lo personalizamos de mil maneras distintas, y a los comensales siempre les encanta.

Un día os invito a que reservéis mesa en el restaurante del hotel y que probéis los platos y el pan, y además os atenderán los propios alumnos, ya que allí también se da bar, cafetería y servicios de restauración. Tanto carta, como menú degustación y tapas, son todos geniales. Eso sí, si vais, reservar con antelación, que siempre se llena.

De verdad, no he podido elegir mejor escuela. Que sí, que habrá otras muchas en Madrid, pero oye, a mi me gustó esta y no me arrepiento :)


Pues eso, que ya me queda una semanita y listo. "I want to break free", que decía Queen.

Mientras yo sigo aguantando un pelín más, os dejo con esta fantastibulosa tarta. La receta la saqué del blog de Carmen, Dulces Bocados, aunque yo la he tuneado un poquito. Y lo mejor de todo, ¡sin horno! Que ahora que el calor empieza a apretar, viene muy bien. Si no os habéis pasado nunca por su blog, es un buen momento para hacerlo. ¡Es genial!

Tarta de Chocolate Blanco, Cerezas y Pistacho (20 cm)
Para la base:
  • 200 gr de galletas digestive (son las que mejor van para este tipo de tartas. Yo uso las de la marka Eroski, que van genial)
  • 90 gr de mantequilla fundida
  • 3 buenas cucharadas de cacao en polvo
  • 1 cucharada de azúcar
Para el relleno:
  • 250 gr de chocolate blanco
  • 100 ml de nata para montar
  • 30 gr de mantequilla
  • 30 ml de leche
  • 250 gr de cerezas
  • Pistachos
Para la base, trituramos las galletas con el azúcar y el cacao. Añadimos la mantequilla fundida y trabajamos hasta que quede como una pasta. Para saber si está en su punto, cogemos un poco, lo apretamos, y si mantiene la forma, esta lista. La ponemos en el molde deseado y vamos repartiendo la masa en el molde. Reservamos en la nevera.

Para el relleno, troceamos el chocolate blanco. Calentamos la nata, la mantequilla y la leche hasta que hierva. Añadimos el chocolate blanco y los disolvemos. Tiene que quedar una mezcla densa pero bastante líquida. Si está demasiado densa, le añadir un poco de leche hirviendo. La textura ideal sería un poco menos densa que la leche condensada. 

Sacamos el molde de la nevera y vertemos el relleno. Esperamos a que se enfríe un poco, pero no mucho. Colocamos las cerezas por toda la tarta, tantas como queramos. Yo las he puesto con hueso, pero las podéis deshuesar perfectamente. Vuestros comensales os lo agradecerán :) Yo las he puesto así por las fotos, siendo franco jeje

Por último, decoramos con unos cuantos pistachos picados y a la nevera una par de horas. Yo aconsejo dejarla de un día para otro, pero con unas 4-5 horas será suficiente. Desmoldamos ¡y a comeeeeeeeer!






¿Se nota que me gusta hacer fotos? Siento acribillaros con ellas, ¡pero es que me encantan todas! :D

Pues nada, espero que os haya gustado esta nueva receta y nos vemos en la próxima entrada.

Un besote enorme a todos y un abrazo inmenso!

Muaks!

Jesús

2 comentarios:

  1. Nivelazo. Yo acabé la semana pasada, ya estoy de vacances, jeje, no quería, pero en realidad necesito un descanso. Qué envidia me da tu escuela, la mía es una caca, aunque los profesores son buenos el presupuesto no tanto. Da penica, pero el pan triunfa tambien!! Jeje, supongo que el pan casero variado triunfa en cualquier sitio. Me alegro de que te vaya bien, un saludo!

    ResponderEliminar
  2. Brutal, qué colorido¡ Yo también participo en lo de Blogueros Cocineros...me hacía ilusión además no se pierde nada por intentar jejeje muchos besos y suerte.

    Sugar Palace

    ResponderEliminar

 
© 2012. Design by Main-Blogger - Blogger Template and Blogging Stuff