jueves, 4 de septiembre de 2014

Adiós pueblo, hola urbe...Y Galette de Melocotón y Arándanos

7 comentarios:
 
Si estáis leyendo esto, es que estoy de vuelta en la urbe. Vuelvo a tener Wi-fi, vuelvo al ruido, a la civilización estresada, a volver a ver los amigos, a salir, a todo vamos.

¡Pero ahora me quiero volver!

Si, doy mas vueltas que el London Eye, pero para eso hago lo que quiero que para algo soy mío.

Dios mío.

Ayer llegué a Madrid a eso de las ocho y pico de la tarde. El viaje ya empezaba un poco reguleras, porque nada más salir a la carretera camino de Madrid, la única tormenta, o mejor dicho, tromba de agua, de todo el verano. No llover ni un solo día (con lo que me gusta) en todo el santo verano, y el último día llover. Mal augurio.

Después de eso, casi nos comemos dos coches por el agua, gracias a las múltiples frenadas indiscriminadas que pegaban los coches de delante. Luego un accidente, retención por policías y llegada a Madrid. Mal augurio.



Al llegar a casa, deshacer y recoger todas las maletas, todos los cacharros que me llevé al pueblo (incluida la Kitchen Aid, las tablas para hacer fotos, algunos ingredientes, moldes y demás parafernalia repostera (últimamente estoy diciendo mucho la palabra "parafernalia", no sé que me ha dado)), colocarlos en su respectivo lugar, vamos, un rollo tremendo.

Lo divertido fue luego a la noche. Para ser un cuchitril bastante apañado, tenemos aire acondicionado. Cuando está encendido, nos morimos de frío. Cuando está apagado, nos torramos. Y por la noche, como la lógica en esta familia es tan radical, lo dejamos encendido una hora y luego se apaga solito.

Pues bien.

Yo siempre me duermo con la música, pero oye, que esa noche no había manera. Entre el calor que hacía, mi padre que está en la otra habitación, de la cual me separa solo un tabique, roncando como un poseso, yo dando vueltas en la cama, la música sin hacer efecto. Mal augurio confirmado :)

Una noche fantástica, oiga.

Caí redondo a las 5 de la mañana. Perfecto.


Al menos allí en el pueblo tenía mi propia habitación y sin vecinos de por medio. Bueno, mi hermana, que duerme conmigo a estas alturas de la vida, pero esa es otra historia. Había ventanas, por donde entraba el airecito. Todo chachi. Pero aquí no. Mi habitación de Madrid es un zulo de tres metros cuadrados, sin ventanas ni nada. Pero bueno, después de estar 19 años así, uno se acostumbra jaja

Pero bueno, el consuelo que me queda es que ya no estoy solo. Es más, esta noche ya he quedado con los amigos para tomar algo y charlar largo y tendido, que falta nos hacía a todos, la verdad. Aunque no lo parezca, el tener a unos buenos amigos y alejarte aunque sea solo un mes, o una semana incluso, ya sea por vacaciones, escapadas con la familia o lo que sea, te das cuenta de que los echas muchísimo de menos.

Echas en falta sus tontunas, cómo cuentan las cosas, esos gestos propios de cada uno. No sé, la amistad es mágica ya de por sí, y yo me alegro de tener a unos amigos tan geniales como los que tengo ahora. Se les hace querer, vaya :)



Y vuelta al sentimentalismo. No voy a cambiar nunca, pero que queréis, la vena sentimentaloide me sale solita. EL caso es que estando alli, me quedé solito una semana porque mis padres se fueron de vacas con mi hermana. Y que queréis que os diga, yo estaba increíblemente tranquilo, sin ningún ruido, ni una sola voz, nada. Y a raíz de eso, he descubierto que me gusta la soledad.

A ver, no vayáis a pensar que voy a acabar con 15 gatos y más solo que la una. Con "soledad" me refiero a que me ha gustado tener tiempo para mí y para mis cosas, para pensar muy detenidamente algunas y para cometer alguna que otra locura. Por esa razón, lo más seguro es que el próximo año, cuando acabe los estudios, me de el capricho de un año sabático para mí, para meditar, viajar, hacer un montón de cursos que quiero hacer y los cuales no puedo por falta de tiempo.

Por eso, quiero un añito, nada más, para mí, para dedicarlo a todo lo que no he podido hacer y más. Pero para más inrri, mis padres se niegan. Cosa maravillosa, ¿eh? El dicho de mi padre es "cuando estés en tu casa, harás lo que quieras, pero mientras estés bajo mi techo, harás lo que yo te diga".

Creo que se acabará pronto.

Sí, sí...


Pero oye, que no todo en el pueblo ha sido malo. Me quejo mucho, sí, a ratos, pero allí por lo menos disfruto de una casa grande. Y del horno. Aunque luego la factura salga por un pico, pero bueno, me ha dado tiempo a hornear varias cosillas para el blog, entre ellas la galette que veis en las fotos.

No tenía pensado hacerla la verdad, pero como compré arándanos, y cada vez que los compro siempre hago o un bizcocho, o muffins, o cupcakes o algo similar, y quería variar un poquito.

Hice un sondeo por Facebook y la gente me recomendó hacer una galette, así que aquí la tenéis.

No la había hecho nunca la verdad, y el resultado me ha sorprendido. No deja de ser una tartaleta de fruta, pero de un modo un poco peculiar. No es tan empalagosa ni tan dulzona como una tartaleta, básicamente porque no lleva relleno previo, tipo crema pastelera, o de queso o similar.

Es una tartaleta perfecta. La base crujiente, la fruta en su punto, muy jugosa. El sabor dulce del melocotón. Aaaay, que rica!

¿Queréis probarla? ¡Pues al lío!


Galette de Melocotón
Para la base:
  • 200 gr de harina
  • 120 gr de mantequilla fría y en cubitos
  • 1 yema de huevo
  • 2 cucharadas de agua
  • 1 pizca de sal
  • 2 cucharadas de azúcar
Para el relleno:
  • 4 melocotones maduros
  • 125 gr de arándanos
  • 125 gr de moras
  • O la fruta que más os guste (higos, ciruelas, fresas, manzana...¡hay muchas posibilidades!)
  • 5 cucharadas de azúcar
  • 1 chorrito de brandy
Para la base, ponemos en un bol la harina con la mantequilla, el azúcar y la sal, y con los dedos, vamos deshaciendo la mantequilla en la harina. Tiene que quedar una textura como de arena. Añadimos la yema de huevo y la incorporamos bien. Ahora la masa estará más homogénea pero algo seca, así que le añadimos el agua, Integramos bien. 

Sacamos del bol, enharinamos la superficie de trabajo y amasamos durante 2-3 minutos, para asegurarnos de que esté todo bien incorporado. Hacemos una bola, tapamos con film, y a la nevera por 45-60 minutos.

Una vez fría, ponemos la masa entre dos papeles de horno y estiramos la masa con un rodillo, más o menos de unos 30-35 cm de diámetro. Ponemos la masa en la bandeja del horno, con el papel y todo. Y ahora, a rellenar.


Precalentamos el horno a 190ºC.

Lavamos los melocotones, los dividimos por la mitad, y de cada mitad sacamos 4 o 5 gajos, según sean de grandes. Los ponemos en un bol, junto con los arándanos y las moras. Añadimos el azúcar y el brandy, y removemos.

Inmediatamente, ponemos la fruta en la base de la galette, que quede todo bien parejo. Y por último, vamos cerrando los bordes, de fuera hacia dentro. Para que quede más mono, yo he ido haciéndole pliegues, pero en el fondo es así como tiene que hacerse, para que no se abra luego en el horno. Apretamos un poquito los bordes para que quede bien pegados, y la metemos al horno hasta que veamos que la masa se ha dorado, unos 25-30 minutos :)

Sacamos del horno y dejamos enfriar. Lo natural es comerla un poco tibia, pero fría también está genial. Con una bolita de helado, unas almendras o nueces picadas y un chorrito de miel, apañados estamos! :D




Queda muy jugosita, y la fruta en su punto. Es perfecta :)

Para ser la primera vez que la hago, me ha gustado mucho, y me gustaría probarla con otras frutas, pero esta vez de invierno o de otoño, a ver qué tal sale.

En fin, espero que os haya gustado la receta, si aún habéis seguido leyendo después de los rollos que os suelto, que madre del amor hermoso de mi vida y de mi corazón ;)

Pues eso, que un besote enorme para todos, que si tenéis alguna duda me la comentéis abajo o en FB, que se os quiere, y que un besazo enorme!

Muaks!

Jesús

7 comentarios:

  1. Preciosa!!!!Y seguro que deliciosa tambien!!Muacks

    ResponderEliminar
  2. Hola! tiene una pinta deliciosa y las fotos preciosas!! besis

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas graciaaaas!! me alegro de que os haya gustado!

      Eliminar
  3. Hola me gusta tu blog y quería invitarte a formar parte de www.recetapordia.es un directorio para blogs y recetas de cocina donde sólo tienes que registrar tu blog y aparecerán los enlaces a tus recetas para que te visiten. Un saludo y gracias.

    ResponderEliminar
  4. ¡¡Hola!! Soy Rebeca, también soy de Madrid. La verdad es que descubrí tu blog hace unas pocas semanas y me encantaaaaa! Hace poco te comencé a seguir para no perderme ni una de tus recetas!! Y la verdad es que mola leerte, te engancha, todo lo que cuentas. Yo soy una auténtica novata en lo que se refiere al blog, empecé en junio y bueno ahí vamos poco a poco. Todavía me queda mucho pero bueno como se suele decir despacito y buena letra. Te invito a visitarlo si quieres ^^, nos leemosssss!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ayy, pues muchas gracias! Me alegro de que te guste!! :D Aunque a veces creo que soy un pelin plasta, pero como me enrollo como las persianas...
      En fin, voy a echarle un vistazo a tu blog, que seguro que me quedo de seguidor!! xD
      Un besote y bienvenida a esta nueva andanza repostera y blogueril!

      Eliminar

 
© 2012. Design by Main-Blogger - Blogger Template and Blogging Stuff