jueves, 30 de octubre de 2014

Dios, apenas quedan dos días para Halloween y yo con estos pelos. ¡No me da tiempo a nada! De casa a clase, de clase a casa, y como dice mi profe de cocina "Sabemos cuando entramos pero no cuando salimos".

Pues eso.

Que yo entro a clase a las 14:30, pero la hora de salida es indefinida. ¡Olé! El llegar a casa la mayoría de los días a las 23:30 de la noche, no es bien.

¡Necesito días más largos, por favoooooooooooor! O días más largos, o menos curro en clase porque joder, (sí, un taco, y a partir de ahora puede que haya más, pero con autocontrol, no vaya a ser que se me ponga una imagen que no tengo...¿o sí? No sé, ya veré...que me lío), es que no es normal.

Vale, sí, estamos aprendiendo nuestro futuro trabajo y nos tenemos que acostumbrar a ese tipo de horarios y tal y cual y pascual, pero leches, un poquito de control, que en el horario está estipulado salir a las 22:30 -.-"


Es por eso que necesito días de 36 horas. Bueno, puede que menos, pero algo más de tiempo no me vendría mal, la verdad. Tengo unas ojeras que vamos, este año no me va a hacer falta maquillaje de Halloween, los pies me duelen un montón y tengo las espalda con más nudos que un amarre marinero.

En resumen, no valgo ni para caldo :)

Siento mucho si os dejo en un segundo plano constantemente, pero prefiero centrarme más en los estudios. Aún así, intentaré subir recetas de forma periódica o cuando pueda.

Como veis, he estrenado sección. La he llamado "Salty Side", aunque ya lo visteis en las pestañas de arriba, porque oye, no solo de dulces se puede vivir, y la cocina salada no se me da muy mal que digamos.

Y para no montar mucho esperpento con esta sección, pues he empezado por algo sencillito. Una hamburguesa. Bueno, quien dice sencillito, dice un pelín elaborado, pero bueno, merece la pena :)


En principio quería una hamburguesa normal, pero viendo que se acercaba Halloween, pues ¿qué mejor que darle una vuelta de tuerca al asunto?

Mi cabeza empezó a maquinar y a tergiversar todo lo relacionado con las hamburguesas.

Pan blanco: Descartado.

Lechuga verde tipo romana: Descartada.

Ketchup artificial: Descartado completamente.

Hamburguesa realizada con los colores de Halloween: ¡APROBADO!

¡Cling! ¡BINGO!

Queso cheddar, lechuga morada, pan de color negro, y ketchup bien rojo y sangriento. ¡Perfecto!


La verdad, no sé de dónde saqué el tiempo para hacer esto, pero lo hice. Se me juntaron quedadas con amigos, reuniones familiares y problemilas varios. Pero bueno, aquí la tenéis.

Y como me vuelvo a enrollar otra vez, empecemos con la receta, y, como toda hamburguesa, vamos a empezar por lo primero: el pan.

He elegido un pan tipo brioche, porque como lleva un montón de cosas, y bastante salsita, mejor un pan algo contundente, a uno que se deshaga al primer bocado.

¡EMPECEMOS!


Halloween Boorger!
Para los panecillos (6 unidades):
  • 500 gr de harina de fuerza
  • 20 gr de levadura fresca
  • 10 gr de sal
  • 25 gr de azúcar
  • 200 ml de agua tibia
  • 75 ml de leche
  • 1 huevo
  • 30 gr de mantequilla en pomada
  • 1 huevo con un poco de agua para pintar
Si tenemos amasadora, perfecto, y si no, pues a mano, que ahora que se acerca la Navidad y nos vamos a poner algo "frondosos", a machacarnos el brazo amasando un poco :)
Primero, disolvemos la levadura en la leche, que si está también algo tibia, mejor. Ponemos todos los ingredientes en el bol de la amasadora y empezamos a amasar. Cuando esté todo integrado, añadimos la mantequilla de a pocos. Amasamos 10 minutos, hasta que tengamos una masa elástica y algo pegajosa. Añadimos el colorante negro y amasamos hasta integrar.

Sacamos la masa del bol, hacemos una bola y la ponemos en un bol con algo de aceite. Tapamos con film y dejamos levar 1 hora o hasta que doble su volumen.

Pasado ese tiempo, sacamos la masa y cortamos porciones de unos 180-190 gramos. Boleamos las piezas y las ponemos en una bandeja engrasada o con papel de horno. Tapamos con filme y dejamos levar otros 30 minutos o hasta que doblen su volumen.

Mientras crecen, precalentamos el horno a 200ºC. Cuando hayan levado y el horno esté caliente, pintamos los panecillos con el huevo batido y los metemos al horno unos 12-15 minutos. Para comprobar que estén hechos, golpeamos el culo del pan, y si suena hueco, están listo. Dejamos enfriar.

Los panecillos se pueden hacer el mismo día o el día anterior sin problema. Si se hacen el día anterior, es mejor conservarlos envueltos en film individualmente o en una bolsa de plástico.


Sigamos con la hamburguesa: la carne.

Necesitamos:
  • 800 gr de carne de vacuno
  • 1/2 cebolla picada
  • 1 diente de ajo picado
  • 1 cucharadita de perejil seco
  • 1/2 cucharadita de pimienta negra en polvo
  • 1 huevo
  • 1 cucharadita de salsa Perrins
  • Sal
En un bol, ponemos todos los ingredientes y mezclamos hasta tener una masa homogénea. Formamos las hamburguesas, de 150-200 gr. Reservamos en la nevera hasta que vayamos a utilizarlas.

Si queréis, también se pueden congelar, al igual que los panecillos, y cuando os de un capricho, pues hamburguesas listas :)

¡Sigamos! 


Para el ketchup casero:
  • 4 tomates maduros o 300 gr de tomate triturado
  • 1/2 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 1 cucharadita de orégano
  • 1 cucharadita de perejil
  • 1 cucharadita de pimentón picante
  • 1/2 cucharadita de pimienta en polvo
  • 1 cucharadita de azúcar (para la acidez)
  • Sal al gusto
En una sartén al fuego, ponemos la cebolla picadita y el ajo también picadito con un poco de aceite de oliva. Rehogamos todo bien, hasta que la cebolla esté bien pochada. Añadimos los tomates, triturado o troceado. Yo usé tomate normal y lo trituré simplemente. Creo que le da mejor sabor el tomate natural, pero eso ya va a gusto y comodidad :) Añadimos también las especias, salamos un poco y añadimos el azúcar. Cuando empiece a hervir, bajamos el fuego y dejamos cocinar unos 15-20 minutos.

Pasado ese tiempo, trituramos todo bien, bien triturado. Como se queda con un color algo paliducho, podemos ponerle algo de colorante rojo y una pizquita, una mijita de nada, de negro, para que sea un pelín más oscuro. Rectificamos de sal, ponemos en un recipiente o en un bote y dejamos enfriar.

¡Seguimos!


Ya solo nos queda una cosa: el montaje. 

Necesitamos:
  • Lechuga Lollo Rosso
  • Bacon hecho a la plancha
  • Queso Cheddar
  • Tomate
  • Cebolla caramelizada
  • Salsa de mostaza y miel
Cogemos un panecillo, lo abrimos por la mitad y lo tostamos un poco en la sartén.
Para el montaje, ponemos: la mitad del panecillo (el culo), un par de hojas de lechuga, el bacon, la carne, el queso cheddar (si sois queseros, ponerle bien), el tomate, la cebolla caramelizada, nuestro ketchup casero, la salsa de mostaza y miel, y por último, la otra parte del panecillo.

¡Y ya la tenemos!

Para acompañar, podemos hacer unas patatas fritas y finiquitado el asunto :)

¿Queréis ver el corte? Vamos a empezar a salivar un poco, anda...



¿Veis la miga? ¿Veis el relleno? In generalis, ¿veis? u os ha dado un síncope. En fin, voy llamando a Urgencias que os va a hacer falta.

Es una hamburguesa bien contundente. El pan tiene miga, no se deshace, tiene un bocado rico, rico. Vamos, un pecado capital de hamburguesa :)


En fin, chicuelos y chicuelas, sé que no son horas de publicar y de andar por aqui, pero oye, cada uno saca su tiempo de donde puede, y yo los únicos ratitos libres que tengo son por las noches. Las mañanas, a tiempo completo a clase, y el resto del día...mejor ni os cuento ;)

En fin, espero que os guste la receta. Habrá, como mínimo, una receta salada al mes, o es intentaré. Así que queda oficialmente inaugirado el "Salty Side" del blog!

Un besote enorme, un abrazo inmenso y gracias por estar ahí!

Muaks!

Jesús

sábado, 18 de octubre de 2014

Hace apenas un par de día acabó un curso bastante especial. Pero no es un curso cualquiera, es "El Curso". Con mayúsculas, como se merece, porque ha sido un curso genial de cabo a rabo, simplemente.

Dentro del curso éramos ciento y la madre, y los primero días se lió bien parda: que si la plataforma no responde en todos los dispositivos, que si no hay pdf's, que si esto, que si lo otro, patatín, patatán. Pero bueno, al final todo solucionado chachimente.

Primera semana: genoveses. Madre de dios que semanita. Vale, sí, la mayoría de cosas ya me las sabía por la pastelería de la escuela. Pero hubo algo que a todo el mundo, y en especial a la Srta. Rottenmeier, nos trajo por el camino de la amargura hasta la saciedad: EJBGDMYR

El...

Jodido...

Bizcocho...

Genovés...

De...

Manzana...

Y...

Romero...

Así, para que nos entendamos de forma clara y precisa: ni se os ocurra buscar la receta, manipularla, realizar y subir la foto a cualquier red social, porque ya se os puede poner una nube encima para el resto de vuestros días, y tendréis a la Bruja del Oeste escoba en mano replicando y poniendo el grito en el cielo porque la manzana no estaba escondida y porque la miga no es genovesa, es un bizcocho cutre.

Sí, estoy pintando esta tarta como Satanás personificado, pero es la verdad. Y si no, preguntad a mis compis de curso, que ellas os dirán.

Por cierto, yo la saqué, aunque con la manzana subidita. Pero la miga esta bien. ¡Lo que hace el enchufe, oiga! ;)

Primera semana: COMPLETED!


Segunda semana: bizcochos de especias.

Soprendentes, sin lugar a dudas. Partían igualmente un poco de los genoveses que habíamos hecho la semana anterior, sobre todo en el batido un poquito, pero con el toque de las especias y la incorporación de algo de grasa. La rosca de especias y nueces. Maaaaaaaaaaadre de dios. Cosa más rica no se ha visto.

Semana normalita sin lugar a dudas, al menos que yo recuerde :) ¡Ah! Bueno, dentro de esa semana se hizo un bizcocho de  Cinnamon Rolls que bua. Sabe exactamente igual que los rollitos. Pero igual, igual, igual. Genial.

Segunda semana: COMPLETED!


Tercera semana: bizcochos con frutas

La cosa se complica. Ya es casi todo grasa.

Como veis, cada semana se iba poniendo más complicada. Está, como adición, las frutas. Cito: bizcocho de manzana y naranja con crumble, bizcocho de nata y peras, bizcocho de "macalatones" y, como sorpresa de la semana, bizcocho de plátano con glaseado de caramelo.

Asdfghjklkjhgfdsasdfghjklkjhgfdsasdfghjklkjhgfdsasdfghjk. Nada más que añadir.

Pero atención, llego la putada de Doña Isabel I de Gijón, Condesa de Aliter y Baronesa de Dulcia (ojito con le nombre). Examen sorpresa. Con dos...ovarios.

Quebraderos de cabeza por todos lados, las chicas desesperaitas perdías, cada cual haciendo sus combinaciones y posibles variables. Y aquí, como el Euromillón: ningún acertante. O muy, muy cerquita....o a tomar por culo a la derecha. Eso sí, lo que nos hemos reído, no nos lo quita nadie!

Tercera semana: COMPLETED!


Cuarta y penúltima semana: bizcochos complejos y sus cremas.

La suprema. Hubo una vez, cierto debate entre a quién dejar la herencia de la suprema de chocolate de Aliter Dulcia. Primero fue Belencita, la Gogó vamos, que en el supuesto caso de que algo pasara, la receta sería suya. Aquí también tenemos metida a Glo, la Reynolds o Yoya (a la cual casi le meten un pleito por "el Yoyas". Mejor me callo, no vaya a ser que me lo metan a mi), a quien Isabel I de Gijón dejaría sus moldes de Bundt a la susodicha, no vaya a ser que la futura nuera se los pillase. Asunto arreglao. Y ahora entro yo, el neonato, el proyecto de adolescente, y como supuesto heredero al trono que soy, la receta, pa'mi.

Pero como aquí son todas muy brujas, al final desheredado. El acabose.

Pero algún día, será mía.

En fin, que me lío (as always). La suprema con crema de café, bizcocho de cítricos y semillas de amapola con crema de queso mascarpone, bizcocho de jengibre y nata agria y como sorpresa de la semana, unos pastelitos de naranja y maíz para morirse del gusto. Muy buenos, oiga.

Cuarta semana: COMPLETED!


Última semana: REPESCA!

Sí, como si de un instituto se tratase, había repesca. Examen final y examen principal: EJBGDMYR. Ya sabéis, ¿no? Pues eso.

Aprobados todos, foto de final de curso, fiestuqui de la buena y a beber.

¡Ah, no! Que eso fue la graduación de Bachillerato. Quita, quita...

Cada uno en su casa, con 15 kilos de más, redondos como bombillas y todos felices.

CURSO ONLINE DE BIZCOCHOS PERFECTOS CON LA SEÑORITA RONTTENMEIER: COMPLETED!

En serio, no me lo he pasado tan bien en un curso. Bueno, miento. El de Maxi Volúmenes de las MEUG me trastocó "pa'toa la laif", seamos claros. Y el de Maca(b)rons, también. A ver, con Belén, que te puedes esperar: risas a porrón ;)

En fin, la atención en el curso ha sido totalmente excepcional. Las compañeras un encanto de gente. Los foros, un despiporre. Los problemas de cada uno, para echarnos unas risas. Y la profe...aaaaaaaaaaay la profe...pues como va a ser la profe. Fue (inserte adjetivo aquí).

Y eso sí, que no falte el humor para nada.

Nos vemos en el avanzado.

Muaks!

Jesús
 
© 2012. Design by Main-Blogger - Blogger Template and Blogging Stuff